ALGO DE LO QUE QUIERAN SABER Y NO ESTA EN ESTA PAGINA, FAVOR DE MANDARLO A alonso19_95@hotmail.com.

StreetSuperCars.Com

Traductor Babylon

Etiquetas

APODACA, SEMBLANZA DE UNA CIUDAD

Apodaca es uno de los 51 municipios que integran el Estado de Nuevo León. Por su ubicación geográfica está comprendido dentro del área metropolitana. Sus orígenes fueron muy modestos: una simple estancia agrícola y ganadera que con el esfuerzo de sus habitantes, orgullosamente en la actualidad se cataloga como uno de los municipios más prósperos e industrializados del país.

Su crecimiento poblacional, económico e industrial, han sido de los más sorprendentes en las últimas décadas, de modo que de aquella población casi aislada, dedicada al cultivo de la tierra y del ganado, poco queda. Las empresas que llegan desde distintos rumbos del mundo, han ido desplazando la tierra cultivable y los terrenos improductivos.

Y sin embargo, la vorágine del progreso y la conurbación con la gran ciudad, no han influido para que el apodaquense olvide sus tradiciones ni su vocación al trabajo, de donde resulta una comunidad en la que se mezclan la modernidad con lo tradicional, para avanzar con decisión y firmeza, hacia el porvenir.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

El municipio de Apodaca se encuentra a 19 kilómetros al nororiente de la ciudad de Monterrey. Las coordenadas geográficas donde se ubica son las siguientes: al norte 25º 52´, al sur 25º 42´ de latitud norte, al este 100º 04´, al oeste 100º 17´ de longitud oeste.

Sus colindancias son: al norte con Salinas Victoria, General Zuazua y Pesquería; al este con el Municipio de Pesquería; al sur con los municipios de Pesquería, Juárez, Guadalupe y San Nicolás; al oeste con San Nicolás, Escobedo y Salinas Victoria.

El Municipio de Apodaca representa el 0.4 % de la superficie total del Estado, con una extensión territorial de 183.5 kilómetros cuadrados

OROGRAFÍA

Se ubica en la Provincia Fisiográfica denominada Grandes Llanuras del Norte de América, en la subprovincia de llanuras y lomeríos, con un sistema de topo formas de lomeríos con llanuras. En cuanto a la geología, presenta asociaciones de suelo aluvial con roca sedimentaria de conglomerado y lutita de los períodos cuaternario, terciario y cretácico.

Ubicada en un valle, Apodaca es prácticamente una explanada que no posee cerros ni sierras de importancia en su geografía física.

HIDROGRAFÍA

El río Pesquería atraviesa el municipio de oeste a este, cruzando la colonia Moisés Sáenz Garza y los poblados Santa Rosa y Agua Fría. También le recorre el arroyo Topo Chico que cruza por el poblado El Mezquital y las colonias Francisco Elizondo y Novapodaca. El arroyo Talaverna atraviesa el poblado de San Miguel y la colonia Mixcoac. El arroyo Conductores cruza por las colonias Pueblo Nuevo, Valle de Huinalá, Unidad Habitacional Independencia y La Padilla. Además en el poblado de Santa Rosa existe el manantial El Infiernillo y en Huinalá el de Chorro azul.

CLIMA

La región cuenta con tres tipos de climas. Semicálido-subhúmedo con lluvias escasas todo el año y se localiza al sureste del municipio; Seco muy cálido; y Cálido. Estos dos últimos son los climas predominantes en la región con una temperatura media anual de 22° C y una precipitación anual de 551.9 mm., sin embargo se tienen fuertes oscilaciones, pues la temperatura va de más de 40°C en verano hasta 0°C en invierno, en cuanto a la presencia de fenómenos climatológicos tales como nevadas o granizadas, éstas se pueden presentar en un rango de 0 a 15 días al año, siendo los meses de enero y diciembre los de mayor incidencia y se deben principalmente a la invasión de aire polar procedente del norte.

La dirección de los vientos en general es de sureste a noroeste y de este a oeste, y en el invierno predominan los vientos del norte.

FLORA Y FAUNA

La flora predominante en la región es: mezquite, huizache, palo blanco, uña de gato, cenizo, anacua, anacahuita, granjeno, chaparro prieto, etc.

Aproximadamente el 25% de la superficie total del municipio se utiliza para la agricultura de riego, siendo los principales cultivos maíz, frijol, sorgo, trigo y cebada.

La fauna típica de la región son: conejos, liebres, tuzas, coyotes, tlacuaches, reptiles, patos, palomas, aves canoras y rapaces, etc.

Además, en el Ojo de Agua hay un pequeño pez cuya especie se considera única en el mundo, llamado Platy apodaca.

En cuanto a la producción pecuaria, el tipo de ganado más importante del municipio es el vacuno, con sus especies Hereford, Charolais y Angus, seguido por el ganado bovino.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Además de contar con los medios de comunicación de la vida moderna, como el teléfono, telégrafo, correo y demás, Apodaca cuenta con las siguientes vías de comunicación, que son un importante complemento para su desarrollo y producción industrial:

CARRETERAS
a.- Monterrey – Miguel Alemán
b.- Monterrey –Apodaca ( anteriormente llamada Antigua carretera a Roma )
c.- Monterrey – Laredo
d.- Anillo Periférico que conecta la carretera a Saltillo con la carretera Nacional.

VÍAS FÉRREAS
a.- Ferrocarril Monterrey – Matamoros, que pasa a un lado de El Mezquital y continúa por el sur de la cabecera municipal.
b.- Ferrocarril Monterrey – Tampico, que pasa a un lado de San Miguel.

AEROPUERTOS
Apodaca es el único municipio del país que cuenta con 2 aeropuertos: el Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo que cuenta con más de 150 vuelos diarios nacionales e internacionales, y el Del Norte, en el que se realizan principalmente vuelos particulares y empresariales.

SERVICIOS EDUCATIVOS

El municipio de Apodaca cuenta con los siguientes planteles educativos: 12 centros de Educación Especial, 99 Jardines de niños, 131 Escuelas Primarias, 39 Escuelas Secundarias divididas en las siguientes modalidades:
· 13 Secundarias Generales
· 17 Secundarias Técnicas
· 4 Secundarias Estatales
· 5 Secundarias Nocturnas

Al concluir el ciclo escolar 2003-2004, la población escolar en educación básica atendida es: Educación Preescolar 13,789 alumnos, Educación Primaria 54,059 alumnos, Educación Secundaria 18,475 alumnos.

El número de docentes que atienden la educación básica son 3, 288 maestros.

En educación media superior se cuenta con las siguientes instituciones: una preparatoria particular, la preparatoria N° 1 de la U.A.N.L., un CBTis, un CECyTE, un CECAM, además; en fecha muy próxima se iniciará la construcción de un plantel CONALEP.

Apodaca cuenta con 30 Bibliotecas municipales, incluyendo una biblioteca central, 14 de ellas cuentan con equipo de computación y 11 con servicio de Internet.

La primer escuela primaria que funcionó en Apodaca fue la Escuela Primaria Profr. Francisco Garza Villarreal y la primera institución de segunda enseñanza fue la Escuela Secundaria Profr. Moisés Sáenz Garza.

POBLACIÓN

Apodaca, como se decía al principio, forma parte del área metropolitana junto con los municipios de Monterrey, San Nicolás de los Garza, Guadalupe, San Pedro Garza García, Escobedo y Santa Catarina.

Su creciente población. que a la fecha se calcula en 400,000 habitantes, se distribuye en sus siete poblados originales: Santa Rosa, Agua Fría, San Miguel, El Mezquital, Huinalá, La Encarnación, Cabecera Municipal y 300 colonias.

Es la ciudad de los Parques Industriales y de negocios, actualmente operan 747 empresas, 34 Parques Industriales y 8 Corredores Industriales.

En 1959 se establece la primera industria: Electrodos Nacionales, que actualmente ostenta la razón social de UCAR Carbón Mexicana.

ORÍGENES HISTÓRICOS

Hacia 1585, los primeros dueños de lo que hoy es Apodaca, fueron los colonizadores Diego de Montemayor y Gaspar Castaño de Sosa, pero quien se quedó a poblar la tierra fue este último, en una pequeña hacienda o estancia, en las proximidades del Ojo de Agua. A ese pequeño poblado se le dio el nombre de Estancia San Francisco aunque también se le conocía como Estancia Castaño.

Pronto, Castaño de Sosa vende su parte a Diego de Montemayor, quedando éste como único dueño.

El constante acosamiento de los indios hizo que los españoles abandonaran el Nuevo Reyno de León y se dirigieran a la ciudad de Saltillo, por lo que también la Estancia Castaño quedó despoblada.

En el año de 1596, Diego de Montemayor regresa de Saltillo al Nuevo Reyno de León, y el 20 de septiembre de ese mismo año, funda la ciudad de Monterrey en el mismo sitio en el que habían estado las Villas de Santa Lucía y San Luis. Entonces se vuelven a repoblar los antiguos asentamientos y en lo que fue la Estancia Castaño se funda la Hacienda de San Francisco, sin que se sepa la fecha en que se llevó a cabo, pero que debe haber sido inmediatamente después a la fundación de la Ciudad de Monterrey.

EN 1610, ya siendo Gobernador Diego de Montemayor vende la Hacienda de San Francisco al capitán José de Treviño, quien llegaba al Nuevo Reyno a probar fortuna después de haberla hecho en algunas poblaciones de Zacatecas y Durango.

Con su nuevo dueño, la Hacienda registró un vigoroso impulso en la agricultura y en la ganadería, de modo que su producción proveía no nada más al Nuevo Reyno, sino incluso a otras regiones del norte del virreinato. Catorce años permaneció como propietario de la Hacienda el capitán De Treviño, contribuyendo en mucho a su prosperidad, lo que le permitió a él convertirse en uno de los hombres de mayor riqueza en el Nuevo Reyno.

En 1624, José de Treviño vende la propiedad a sus sobrinos Blas de la Garza y Alonso Treviño. A partir de esa fecha la Hacienda tuvo un gran incremento poblacional. El capitán Alonso Treviño inició en 1633 un obraje para procesar la lana del ganado en la elaboración de telas. De este obraje, los historiadores dicen que era único en el norte del virreinato y que su producción llegaba a los mercados de lo que hoy son los estados de Zacatecas y Durango.

Como el capitán Treviño era de espíritu inquieto y con propensión a la aventura, se dedicó a la minería, y como tuvo éxito en tal actividad, vendió sus derechos a su hermano Blas quien quedó como único dueño y continuó incrementando su producción agropecuaria.

En 1669, al fallecer a la edad de 79 años, su herencia, incluida la Hacienda, es repartida entre sus cinco hijos varones.

CATEGORÍA DE VILLA

Con la intención de establecerse en un lugar más seguro, los pobladores de la Hacienda se establecieron en un sitio menos inundable, por lo que iniciaron el trazado del poblamiento en el lugar en el que actualmente se encuentra la cabecera municipal. En 1848 se dio principio a la edificación de la parroquia consagrada a San Francisco de Asís patrono de la comunidad, así como de un plantel escolar.

Apenas la población se asentaba en su nuevo trazo cuando sucede la intervención norteamericana que tiene como saldo el incendio de muchas moradas. Sin embargo, los habitantes no desfallecen ante tan fatídicas circunstancias y sobre las cenizas de la destrucción, vuelven a levantar sus hogares.

Durante más de cien años Apodaca fue una comunidad pequeña, tranquila, casi aislada a pesar de su cercanía con la capital, dedicada a la agricultura y la ganadería, con grandes extensiones de tierra sin poblar, sin grandes entretenciones a no ser los bailes familiares, las ferias de cada poblado, la llegada de los circos, las funciones de cine, las excursiones al Ojo de Agua y al río Pesquería.

La gente se conocía entre sí, como si fueran una gran familia. Los domingos se vestían con las mejores prendas para acudir a la parroquia de San Francisco a escuchar misa.

El 31 de marzo de 1851, el Congreso Local expide el Decreto número 112, mediante el cual a la antigua Hacienda se le eleva a la categoría de Villa con el nombre de San Francisco de Apodaca. El Decreto es firmado por don Agapito García como Gobernador del Estado y por el licenciado Santiago Vidaurri en su calidad de Secretario General de Gobierno.

El Congreso determinó que la nueva Villa llevara añadido el nombre de Apodaca en honor al doctor Salvador de Apodaca y Loreto, quien llegó a Monterrey desde su natal Guadalajara para tomar posesión como Obispo de Linares en una ceremonia que se verificó en enero de 1844. Apenas cinco meses más tarde el doctor de Apodaca falleció, sepultándosele en el interior de la catedral regiomontana.

En tan breve tiempo se distinguió por su generosidad filantrópica, pues contribuyó al sostenimiento del Hospital de los Pobres, así como de algunas escuelas.

CATEGORÍA DE CIUDAD

Debido a la importancia cada vez mayor de Apodaca así como a su indiscutible crecimiento, el 26 de marzo de 1982, en el Periódico Oficial del Gobierno de Nuevo León, se publica el Decreto número 210 que establece en su ARTICULO UNICO: Con las atribuciones que le confiere el artículo 63 de la Constitución Política del Estado, en su fracción XLII, este H. Congreso decreta elevar a la categoría de CIUDAD la Villa de Apodaca, por lo que en sucesivo será denominada CIUDAD APODACA, NUEVO LEON.

Firman: Alfonso Martínez Domínguez, Gobernador del Estado; y Graciano Bortoni Urteaga, Secretario General de Gobierno.

FESTIVIDADES Y TRADICIONES

Casi todas las fiestas y tradiciones populares son de origen religioso. La gente las conserva con respeto y las transmite a las nuevas generaciones, por lo que Apodaca es uno de los municipios nuevoleoneses en que las tradiciones se conservan con mayor celo.

CABECERA MUNICIPAL.- El patrono de la población es San Francisco de Asís cuyo festejo se celebra cada 4 de octubre.

A las doce de la noche del día 3 se le lleva serenata al santo. En el exterior se quema pólvora y alrededor de la plaza se instalan juegos mecánicos, lotería y los puestos característicos de una feria.

Era costumbre, en la víspera, celebrar “ el gallo “: se hacía un listado de personas, se les llevaba serenata y, a cambio, debían proporcionar bebida a quienes formaban parte de la serenata. El itinerario lo hacían montados a caballo.

Hasta hace algunos años se cerraban las calles cercanas a la plaza para organizar coleaderas, jaripeo, gallo enterrado, chiva colgada, marrano y palo encebado.

SANTA ROSA.- La patrona de la comunidad es Santa Rosa de Lima, cuya veneración tiene lugar el 30 de agosto. Días antes se lleva a cabo “ el gallo “. Los pobladores igualmente salen por las calles a llevar serenata . Hay quema de pólvora y diariamente se contrata música de tamborazo.

AGUA FRÍA.- En este poblado se festeja a la Virgen de Guadalupe el día 12 de diciembre, pero el día anterior a más de la serenata y cuando empieza a oscurecer, cada familia que durante el día ha acumulado ramas de chaparro prieto frente a sus respectivos hogares, les prenden fuego, espectáculo al que se le da el nombre de luminarias.

SAN MIGUEL.- El 29 de septiembre son las fiestas de San Miguel Arcángel. Un día antes se le lleva serenata y el día del santo, mariachis y danzantes.

EL MEZQUITAL.- Como en los casos anteriores, se le lleva serenata al patrono del pueblo que se festeja el 24 de junio, día de San Juan y alrededor de la plaza se instalan juegos mecánicos, lotería y diversos puestos.

HUINALÁ.- El 19 de marzo se celebra la festividad de San José, en la que se realizan eventos religiosos y de índole popular.

PERSONAJES ILUSTRES

Apodaca se siente orgullosa de quienes han contribuido a enriquecer su prestigio y su historia. De entre los personajes célebres más sobresalientes, mencionamos los siguientes:

MOISÉS SÁENZ GARZA.- Educador, diplomático, indigenista. Nació en el Mezquital en 1888, murió en Lima, Perú, en 1941. Fue el creador del sistema de segunda enseñanza en el país. Fungió como diplomático en Dinamarca y Perú. En 1981, por decreto del Presidente de la República, se le reinhuma en la rotonda de los hombres ilustres (sólo tres nuevoleoneses reposan en este recinto: Mariano Escobedo, Alfonso Reyes y el maestro Sáenz).

En 1988, al cumplirse cien años de su nacimiento, se lleva a cabo una serie de homenajes en su memoria como la construcción del museo que lleva su nombre y la institución de una Medalla, igualmente con su nombre, que cada año el Cabildo entrega a las personas o instituciones que considere merecedoras por sus aportaciones a la comunidad.

JONÁS GARCÍA.- Educador. Nació en Santa Rosa el 12 de Septiembre de 1872, murió en Monterrey en 1960. Representó a Nuevo León como Diputado y Senador. A propuesta suya, siendo Diputado Federal, se decreta que el 15 de Mayo se considere Día del Maestro.

MARIANO DE LA GARZA.- Educador. Nació en el Mezquital en 1867, murió en Monterrey en 1923. Fue inspector Escolar, impartió cátedra en el Colegio Civil y en la Escuela Normal de la que llegó a ser director.

EUSEBIO GUAJARDO.- Médico. Nació en Santa Rosa en 1874, murió en Monterrey en 1939. Durante 25 años ocupó el cargo de administrador del Hospital Civil. En 1924 y 1926 como gran maestro presidió la gran logia
de Nuevo León.

HUMBERTO RAMOS LOZANO.- Educador. Nació en Santa Rosa en 1911, murió en Monterrey en 1999. Dirigió la Escuela Secundaria # 1 de Monterrey. Fundó el Instituto Modelo de enseñanza. Impulsó la creación de la Escuela Normal Superior. En 1959, Fue nombrado Director de Segunda Enseñanza en el país. En 1961 regresó a Nuevo León para desempeñarse como Secretario general de Gobierno. En 1987, por disposición del Ayuntamiento de Apodaca, se le otorgó la medalla “ Moisés Sáenz” siendo el primero en recibirla. En 2001, por decreto del H. Congreso del Estado, se le declaró “Benemérito de la Educación en el Estado” (post mortem).

FRANCISCO GARZA VILLARREAL.- Educador. Nació en la Villa de San Francisco de Apodaca en 1860 y murió en 1938. Después de 40 años de trabajar como Profesor, se le asignó como Director de Instrucción Primaria en Santa Rosa y Huinalá. En repetidas ocasiones ocupó el cargo de Secretario del Ayuntamiento. Organizó la Sociedad de Padres de Familia y conferencias pedagógicas para la capacitación y mejoramiento del magisterio. Es considerado pionero de la Educación en Apodaca y el plantel de enseñanza primaria más antiguo, que también fue el único durante mucho tiempo, lleva su nombre.

LINO GUAJARDO.- Nació en Santa Rosa en 1828 y murió en Apodaca en 1914. Combatió a los franceses durante la intervención. Formó parte de la escolta que resguardó al Presidente Juárez en Chihuahua. Por sus méritos en campaña, alcanzó el grado de Coronel.

ABSALÓN LOZANO ZAMBRANO.- Revolucionario. Nació en Santa Rosa en 1877. Desde 1909 entabla amistad con Francisco I. Madero. Al iniciar la Revolución en 1910, se incorporó a las tropas de Celedonio Villarreal con el grado de Capitán. En 1941 ascendió a general.

FELIX G. LOZANO.- Revolucionario. Nació en Santa Rosa en 1883, murió en 1964 en la Ciudad de Monterrey. Al incorporarse a la Revolución participó en diversos combates. El 12 de Mayo de 1920 ocupó militarmente la ciudad de Monterrey y por ese único día quedó como gobernador del Estado y Comandante Militar.

CRISPÍN TREVIÑO.- Revolucionario. Nació en Huinalá en 1883, murió en Monterrey en 1914. Ingresó al movimiento revolucionario en la tercera brigada del Ejército del Noreste como Teniente Coronel. Murió en la batalla de la toma de Monterrey siendo fusilado y colgado de un poste del que, tres días después se le hizo descender para darle sepultura. En 1938, el Ayuntamiento de Monterrey mandó colgar una placa de bronce en la esquina de 15 de Mayo y Zaragoza con la siguiente leyenda: “El Ayuntamiento de Monterrey coloca esta placa a la memoria del Revolucionario Teniente Coronel Crispín Treviño, asesinado el 24 de Abril de 1914, por los esbirros de Victoriano Huerta”.

CARLOS MONFORT DÍAZ.- Médico. Nació en Apodaca en 1886, murió en Monterrey en 1933. Al terminar sus estudios en el Colegio Civil se trasladó a la Ciudad de México para cursar sus estudios profesionales en la escuela Nacional de Medicina Homeopática. Ejerció como Médico Homeópata en Gómez Palacio, Durango; Torreón, Coahuila y Monterrey, N. L.

ENRIQUE MONFORT DÍAZ.- Médico. Nació en Apodaca en 1878, murió en Monterrey en 1944. Al concluir sus estudios en el Colegio Civil viajó a la Ciudad de México para cursar la carrera de Químico Farmacéutico, titulándose en 1903. De igual manera adquirió su título de Médico Homeopático desempeñando sus profesiones en las Ciudades de México, D. F.; San Pedro de las Colonias, Coahuila y Monterrey, N. L. Participó en la Revolución como médico de la Segunda División del Norte con el grado de Teniente Coronel.

Viajó a París para continuar especializándose. Llegó a Monterrey a residir hasta su muerte. Junto con su hermano Carlos es considerado como pionero de la Medicina Homeopática en Nuevo León.

1 comentario:

  1. muy buena historia hay se da cuenta 1 de sus origenes de como con esfuerzo y sudor dedicacion y trabajo duro se forjan los caminos de la sociedad . saludos a todos yo soy de puro Santa Rosa. Apodaca Nuevo. Leon.

    ResponderEliminar

INFORMACION

WordReference.com

Se ha producido un error en este gadget.